Norma Española: UNE-EN 1177 “Revestimiento de las superficies de las áreas de juego absorbedores de impactos. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo”

Elaborada por AENOR: Asociación Española de Normalización y Certificación.

La Norma Española UNE-EN 1177 titulada “Revestimiento de las superficies de las áreas de juego absorbedores de impactos – Requisitos de seguridad y métodos de ensayo”, establece un método de ensayo para determinar la amortiguación del impacto de las superficies de las áreas de juego infantiles. Esta funciona como un criterio para la selección de los materiales de revestimiento para reducir posibles lesiones.

La norma surge en consecuencia de las lesiones producidas por caídas en las áreas de juego y se enfoca en la más grave: afectaciones en la cabeza. Si bien son muchos factores los que pueden generar este tipo problemas, se ha considerado prioritario establecer criterios para los materiales de revestimiento y así reducir la probabilidad de lesiones en la cabeza.

Existen deferentes materiales para amortiguar impactos: baldosas de cuacho, colchonetas, planchas, revestimientos sintéticos continuos, prefabricados o hechos in situ, materiales sin cohesión como gravilla, arena, virutas de madera, corteza, etc. Este método de ensayo de esta norma europea se puede utilizar para evaluar cualquiera de estos revestimientos.

Requisitos principales

Establece que “bajo todos los equipamientos que tengan altura de caída libre superior a 600mm deberá haber superficie de amortiguación del impacto en toda la superficie de impacto”

Enfocándonos en los pisos de caucho, esta norma establece que “Sólo será necesario comprobar el HIC para los suelos de materiales sintéticos de cualquier material o en hierba. (…)

Para otros materiales como arena, grava, etc., si bien, se puede comprobar, no tiene demasiado sentido si se pretende emitir un certificado que tenga una validez mínima razonable (al menos 6 meses), ya que, por ejemplo, con arena, dependerá de la velocidad y grado de compactación y, por tanto, del mantenimiento, el que se mantengan las propiedades de amortiguación.”

Método para la Determinación de la Altura de Caída Crítica

Éste ensayo requiere de un dispositivo especialmente diseñado para simular la caída de un niño que impacta contra el suelo con su cabeza.

“Para la determinación de la altura de caída crítica se emplea un dispositivo de ensayo consistente en una cabeza maniquí (espera o proyectil de aluminio) con un acelerómetro y un amplificador de carga (opcional), un sistema de guiado (para acelerómetro uniaxial) y equipos de medición del impacto.

Durante las mediciones se registrará la temperatura y humedad ambiente mediante termohigró- metro. En el caso en que las mediciones en un determinado área duren más de 3 horas se comprobará y anotará la temperatura y humedad máxima y mínima (se registrará dichos datos en el sistema).

Asimismo, será imprescindible registrar la altura de caída de los lugares de los que puede caer el niño y sean más desfavorables.”

  1. Probeta de ensayo
  2. Cabeza-maniquí
  3. Amplificador de carga (opcional)
  4. Ordenador
  5. Acelerómetro

Para los suelos continuos o material compactado

Cada tipo de suelo tiene su tipo de ensayo. Para los suelos continuos, como lo son los pisos continuos de granulado de caucho reciclado de neumáticos fuera de uso, se especifica:

“Se realizará el ensayo en al menos tres puntos de cada superficie de caída, separadas, al menos 250 mm. (buscando las más desfavorables). Se realizarán, al menos, cuatro impactos en altura ascendente en cada punto, de manera que se alcance y supere la altura máxima de caída. Se obtiene la curva de HIC y la altura crítica. Las alturas deberán ser 2 por debajo y 2 por encima de la correspondiente a HIC 1000, hasta un máximo de 0,5 m por encima y por debajo respectivamente.

Si la altura crítica es superior a la de caída se considerará adecuada la amortiguación. En caso contrario se considerará no conforme en el acta de inspección.”

ASES XXI “Normas de 2009. ÁREAS DE JUEGOS INFANTILES. Guía para su evaluación práctica.”